miércoles, 24 de marzo de 2010

Tema: las vacaciones









Hay experiencias que realmente hacen que uno se plantee que mal vivimos en la ciudad. El comienzo de nuestras vacaciones en La Pedrera nos costo. Uno quiere todo ya, que lo atiendan ya, que le resuelvan el problema ya, conseguir todo en el súper YA!!!! Y tuvimos que adaptarnos al ritmo relajado (para nosotros leeeeento) de la gente de aquellos lares. Al segundo día, me saque mi reloj (algo que aprendí allá por los 90 cuando nos pasábamos semanas recorriendo las montañas, lo recomiendo), lo guarde y nunca mas supe que hora era. Cuando había hambre comíamos, cuando había sueño dormíamos y punto. Dejamos de correr por 15 días, lo cual honestamente no alcanza pero es lo que hay.
También experimentamos la amabilidad de la gente del lugar. De TODA la gente. Gente con vidas sencillas, quizás hasta aburridas, que seguro tampoco tenían reloj porque si el locutorio abría a las 10, en realidad era a las 11 menos cuarto, la panadería nunca se sabia cuando abría o ni si abría (ltodo esto para HORROR de algunos turistas Europeos). Todo era así pero al final no era TAN grave (estando de vacaciones obviamente). Lo increíble era que todo era una sonrisa, un “le ayudo”, un “buenos dias” caminando por la calle principal desierta a la mañana temprano al cruzarse con “la” persona que pasaba.
Y me hizo acordar a cuando yo era chica y mis veranos en el Uruguay. El Uruguayo es así en general. Otra cosa. Si vas a un restauran te atienden bien, te sirven lo que te dicen que te van a servir y en cantidad razonable, si compras algo te atienden bien, si te perdes, te acompañan en bici hasta que te ubican hacia el lugar adonde queres ir, si vas a cruzar la calle, frenan. ¿Que cosa no? Que dolorosamente diferente de estos pagos (me refiero a Buenos Aires, aledaños y centros de turismo, en nuestras provincias también se vive otra cosa) Que mal vivimos.
La Pedrera es simple, nada es ostentoso, no hay edificios (y espero que nunca los halla) Hay dos playas: El Desplayado y Del Barco. La primera es enorme, ancha, con una arena finita y de color muy claro que parece harina. Visualmente muy linda pero el único defecto es que te enharinas todo quieras o no. Por suerte, al subir el médano para irse hay una ducha pública y un cambiador. Entrar al mar y lograr algo de profundidad implica caminar y caminar, recontra pasar la rompiente y quizás ahí, te de por arriba de la cintura. El mar es generalmente manso, pero cuando esta medio correntoso, agarrate!
Del Barco es LA playa a nivel belleza. Salvaje, llena de cortaderas, con arena gruesa en la cual caminar es todo un ejercicio (otra que el escalador del gimnasio) El mar es imponente y la mayoría de las veces esta bastante enojado. Ni bien pisas el agua caes dos metros a pique y no te quedes en el bordecito porque no la contas. Hay que saltar y nadar entre las olas. Es bravo pero precioso. Los surfers, de parabienes. Se llama Del Barco porque enterrado en la orilla hay un pedazo enorme de un atunero Chino que encallo ahí en 1977. No hay que bañarse cerca del barco. Un día de marea baja descubrimos por que. Hay hierros enormes clavados en la arena que en la mayoría de los días el mar tapa. Da como miedito verlos e imaginarse que una ola te tire contra ellos.
A nivel comer afuera, recomendables Olinda y su tabla de pescados, Comipaso, adonde te cocinan lo que quieras, riquísimo y no tan caro, y lo de Don Romulo, pizza exquisita y ambiente muy sencillo pero acogedor. El resto, estaba cerrado asi que no sabemos.
Y hay perros. Muuuuuchos perros. Por todos lados! Lo cuales, como era de esperarse, trabaron gran amistad conmigo (o yo con ellos supongo) Son todos simpatiquísimos, payasos como pocos y súper, pero súper insistentes. Y… hay que ganarse el pan, literalmente. Muchos tienen dueños y muchos no. Los que no se alimentan de cosas que les dan los turistas, esperan sentaditos como señores educados en la puerta de los restaurantes a la medianoche esperando las sobras, comen pescados medio podridos en la playa y bastante seguido dan cuenta de los lobos marinos que salen a morir al Desplayado. Una pena ver a los lobos salir lastimados o enfermos y pasar dias hasta que mueren pero la cadena alimenticia funciona. Sino los perros estarían en el horrrrno todo el invierno porque no queda ni el loro. Cuando nos volvimos ahí quedaron “la Gorda”, obsesiva buscadora de todo lo que uno le tire al mar, “Amigo”, mi favorito, comedor de absolutamente todo lo que saques de una bolsita, Flacu, cariñoso como pocos, “Malo”, que en realidad no lo es, es solo muy peleon, “Pila” (la gran mayoría tiene mezcla con el Pila Brasilero), “Bizcocho”, un adorable cachorro de 7 meses de la artesana que hace cerámica en el pueblo y tantos mas. Para estar abandonados, la pasan bastante mejor que los abandonados en la ciudad.
También hicimos paseos: el famoso Chuy que cuando yo era chiquita era un conjunto de caseríos deprimentes que vendían todo barato y ahora es una mega avenida horrible llena de negocios, desde el todo por dos pesos pedorro hasta el megastore que vende todo importado. Por el cambio no se puede comprar un pomo igual; la fortaleza de Santa Teresa, ahora reformada, de la cual tenemos las fotos que saco mi papa en 1968 y ahora las nuestras; Punta del Diablo, muy pintoresca pero no se si iría a pasar unas vacaciones, demasiado folklórico para mi; Punta del Este, que era una deuda con mi infancia y adolescencia y que salvo por la Punta, que era adonde alquilábamos, La Barra y José Ignacio, se ha convertido en un horrible monstruo. Perdón a los que la adoran como esta ahora pero me pareció un bodrio con esos mega edificios onda Miami y en el medio el esperpento que es el Conrad. A algunos les parecerá glamoroso, a mi me pareció horrible. El puerto esta lindo y la península sigue teniendo esa belleza natural imborrable pero no iría de vacaciones pagando fortunas hasta para tomar un café en un bar pedorro. Que la disfrute Moria a quien nos cruzamos caminando entre un sequito de…tipos? (la verdad, dudamos) todos super top con sus bolsitos Prada y sus camperitas cortas con cuello peludito que deben salir un huevo. En fin… Ya se que si uno quiere, se puede mantener al margen de todo eso y Punta es Punta pero.. hoy por hoy… no nos da el bolsillo señores, es para otro target. Al mediodia comimos en un restauran super cool que tiene unos arcos dorados a la entrada. Nos negamos a pagar fortunas por un chivito cuando en casa nos salen mucho mas ricos. Ya se que es tradición pero vamos, gente, son un par de bifecitos de cuadril vuelta y vuelta, no jodamos!
Por insistencia de mi marido a la vuelta nos metimos en un pueblito llamado Garzon. CRI CRI… CRI CRI… Es que nosotros miramos programas de cocina y a veces enganchamos a Francis Malmann. Nos quedamos viéndolo no por lo que cocina, porque en su programa te hace huevos con tomate (bue!), tortilla (guauuuuuuu!!!!) o verduras a la parrilla envueltas en papel metálico (aplausos Francis!!! Dejate de joder) y escribe boludeces que a el le parecen re profundas en un diario o algo así, sino por los lugares divinos adonde lo hace y porque nos dan un placer así como morboso las taradeces que dice entre huevo y huevo. ¿Que tiene esto que ver? A veces el querido Francis cocina en las calles de Garzon. Es como si yo agarrara una olla y me pusiera a cocinar en una calle cualquiera de, digamos, Pila, Provincia de Buenos Aires. Aca la pifio con el tema lugares lindos pero queda re original cocinar papas en el medio de una calle de pueblo. Es el toque telúrico de Francis, che! Resumiendo, no vayan a Garzon. No hay nada. La laguna si es linda y por ahí se lo encuentran a Francis en su carpita y les convida unos huevos revueltos. Nosotros si que hacemos turismo fashion!
Y bueno, así entre viajecitos, mucha playa, mar, caminatas y cabalgatas pasamos nuestros 15 días en Uruguay cargando pilas para el año y en particular, para los acontecimientos médicos que se avecinan. Una semanita mas y hubiera sido 100 por 100 perfecto!
Asi que, si quieren ir a un pequeño pedazo de paraíso no tan lejos de acá, vayan a La Pedrera. Vale la pena. Les dejo un par de fotitos más.

9 comentarios:

Paula dijo...

ayyyy que lindo todo lo que contasss, es asi como recuerdo uruguay, es como si lo hubiera escrito yo. hermoso. es lo mas, nosotros fuimos solos con mi esposo y realmente espero el año proximo llevar a mi pequeña milagros que ya va a tener casi 2 años y seguro lo va a disfrutar mucho.
Cuando nosotros fuimos estabamos por empezar con los tratamientos y le decia a juan que ibamos a volver, pero no dos sino tres o cuatro. ojala ustedes tambien vuelvan acompañados!!
no fuiste a cabo polonio??? es hermoso tambien!
Hermosas fotos, me quiero ir yaaaaaaaa.

Pilot dijo...

Las fotos están buenísimas y pienso lo mismo que vos de Francis....pero él es feliz como los habitantes que se sacaron los relojes.
Espero que hayan cargado pilas y que tengan un buen año.

Verte dijo...

Yo amo el Uruguay, me gusta tanto que me iría a vivir ahí si tuviera de qué, digamos. O bien podría vivir de la nada, ni me calienta.
Punta del Este en cambio me encanta, y la verdad celebro que los uruguayos sean tan piolas como para haberlo convertido en meca de inversiones y turismo internacional (les deja mucha plata, a veces hay que ser un poquito mercenario, que querés que te diga. Los brasileros millonarios dejan la vida timbeando en el Conrad).
Los precios...que se yo...este verano me rompieron el culo en una pocilga con pretensiones de complejo 5 estrellas en Bariloche...así somos los argentos.
La Pedrera no conozco, pero el año que viene voy a como de lugar. Cómo alquilaste? por internet?
Fuiste a la Paloma? que tal es?
Ah, adonde no te voy ni en pedo es al Polonio
Besos

Ceci (también Chechu) dijo...

Coincido con lo que decis en cuanto al ambiente, la tranquilidad y la gente.
Nosotros estuvimos también en Uruguay (ya te lo habia dicho)recorriendo distintos lugares. Colonia ya conocíamos, me encantó Montevideo, la caminamos muchísimo. En Punta del Diablo estuvimos poco, me gustó esa onda que tiene de dejar el auto y andar en patas, comprar el pescado directamente a los pescadores cuando volvían a las 7, 8 de la noche. La paloma la vi y no me gustó la escala de la ciudad. La Pedrera me pareció hermosa! Y también estuvimos parando en Punta del Este, mas exactamente en Solanas. Lo que me desagrada del lugar (además de los precios claro)es la escala de ciudad que tiene, que a todos lados vas en auto (medio Miami es cierto, conozco)..El conrad..horrible! Pero como todo, de a apoco vas encontrando su encanto. Las playas barbaras!
Ya me diste ganes de postear sobre mis vacaciones! aunque mi última entrada es sobre Casa Pueblo. Voy a reveer la fotos y de paso le hacemos mas promoción a la zona.
Besote!

mividasinhijos dijo...

Hola!

Estaba buscando blogs sobre infertilidad y me encontre con este.

Me da una envidia espantosa tus vacaciones, jajaja, pero te escribo desde España, y Uruguay me pilla bastante lejos de aqui. Me encantaria conocer aquella zona, y tu pais es uno de los que esta en mi lista para visitar, pero de momento aun no he tenido ni el dinero ni el tiempo suficiente para pasar unas semanitas para alla.

Por eso me limito a saludarte desde España, hasta que pueda ir por alli, jajaja.

Yo tambien tengo problemas de infertilidad. Tras un aborto, ahora no consigo embarazarme ni siquiera con tratamientos. Estoy a la espera para FIV, pero ahora tengo unos cuantos meses de lista de espera, asi que estoy de "vacaciones emocionales del temita" como yo le digo, y la verdad, lo necesitaba.

Se me ha ocurrido abrir un blog, no encuentro muchos sobre infertilidad de chicas que sean españolas, asi que me he lanzado pero soy novata en esto. Aun le falta mucho al blog,pero te dejo la direccion por si le quieres echar un vistazo. Necesito encontrar gente que este viviendo este problema, porque no es nada facil.

Si te apetece pasar por mi blog, te ruego me dejes algun comentario para saber que leiste este mensaje vale?

Bueno, aqui te dejo mi direccion del blog, y seguire gustosamente todo lo que cuentes en el tuyo.

http://mividasinhijos.blogspot.com/

besos TC

majito dijo...

Paula, gracias por tus deseos. Ojala vayamos cargando pañales!!! A cabo Polonio llegamos el dia que fuimos al Chuy a las 7 de la tarde y recien 7.30 salia el ultimo camion y salia 120 uruguayos por persona y la verdad ibamos a llegar de noche asi que quedo para otra vez. Yo iria a ver cuando vayamos de nuevo pero no creo que a quedarme. El tema de no poder salir si no te saca un camion con horarios me rompe un poco las guindas.
Pilot, ver a Francis es como un viaje a la boludez pero en paisajes de pelicula. Me mato el dia que despues de cocinar tostadas con huevo encima (te juro!) se puso a leer unas reflexiones de el sobre la Patagonia y largo: "Me duelen los Onas" Parece que el chabon no puede dormir pensando en los indios que seguro los hicieron mierda. Es muuuuuuy bizarro verlo enfundado en su ropa del Cardon, con botas que deben salir una fortuna y unas camperas espectaculares y llorando por... los indios? Me dejo de cama!
Verte, coincidimos plenamente en lo de la habilidad de los Uruguayos para lograr inversiones, es directamente inversa a la nuestra! Dios les conserve la pujanza! Lo que me pasa con Punta es de vieja chota. Estoy como la gente que escucha el ultimo de U2 y dice que le gustaban cuando hacian "The Unforgettable Fire" (yo por ejemplo, ja ja, no te digo que estoy hecha percha?) Anda a La Pedrera, NI lo dudes. Ramiro va a flashear con el Desplayado!.
Ceci, a Punta del Diablo le vamos a dar otra oportunidad igual. Fuimos de pasada (pasamos 2 horitas en la playa y recorrimos un poco nomas) y la verdad que el enamoramiento con La Pedrera obnubila. Colonia es barbaro, mi tia tiene una chacrita ahi y vamos seguido.La Paloma como que me deprimio (ibamos mucho a hacer compras porque en el super de La Pedrera, si no les fue el proveeedor de los lunes, no hay mucho que digamos, la recorrimos con Juan. No alquilariamos ahi. No le pude encontrar una "personalidad".Ahora voy a tu blog a ver Casapueblo (estuvimos un rato)
Mividasinhijos, mañana que me quedo en casa entro a ver tu blog. Es re tarde y en realidad, deberia estar en cama porque tengo un resfrio brutal. Llego toda bronceadita y estan todos apestados aca!

Virgin dijo...

Uruguay es espectacular, se junta la belleza, la tranquilidad y su gente...
yo tambien voy mucho a Colonia, tengo un amigo que tiene una chacra ahí, y aparte encontré un lugar que se llama Santa Ana, a 20 km de Colonia, donde alquilan chacras justamente con lago y animales incluidos, zorros, zorrinos, vacas, patos, nutrias, aves de todo tipo, si te interesa para otra vuelta Maji, alguilan por día, y sale más economica que un hotel, tienen pileta y podes llevar tus mascotas también... se llama el lugar "los Aromos".
Después te paso las fotos por mail.
Besotes.

majito dijo...

Uy, dale Virgin! Mandame las fotos, me recontra interesa una chacrita!

Dana dijo...

muy buenas las fotos! primera vez que escucho hablar de ese lugar. Pinta lindo.
Yo, que soy de pueblo, siempre pense que los porteños sobre-estimaban el valor de la tranquilidad... jaja (excepto algunos que empezaban con "vivis ACA?? y que haces en invierno" jaja Yo era como cantaba Charly "No me banco las hormigas, Yo me voy a la ciudad". A mi ciudad le faltaban tiendas, luces, lo inesperado y le sobraban caras conocidas y algo de viento.
Y sin embargo.... con los años que vinieron y despues de haber dado alguna vuelta, volveria a Miramar. A criar a mi hijo arropado entre gente conocida y familia; para que corra con los pinguinos en la arena en el invierno, para subirnos a un arenero en los medanos, para poder prender una chimenea en los dias de frio y caminar hasta el muelle en la primavera.
Opino como vos de Punta del Este, fui una vez y nunca volvi. Pero una chacra?? tampoco che, el trabajo fisico me da urticaria, aunqu lo haga otro... jaja. Mi marido es de campo y cada vez que vamos para alla, no me logro sacar la tierra en semanas...
Besos!!